FOMENTO DE LA DIVERSIDAD CULTURAL Y SU INCLUSION EN LA EDUCACION SUPERIOR A TRAVES DE LA MODALIDAD A DISTANCIA DE LA UTPL.

RESUMEN:

La diversidad cultural en el Ecuador es un hecho evidente desde los tiempos del inicio de la República, sin embargo, su reconocimiento constitucional no se daría sino hasta 1906, consolidándose en la constitución de 1945 y convirtiéndose en fuente de derechos en las constituciones de 1998 y 2008. Pese a este reconocimiento formal diversos problemas persisten en el ámbito de la gestión estatal de la diversidad cultural. Entre los problemas más agudos se encuentra la dificultad de acceso a la educación superior que tienen los grupos humanos que pertenecen a culturas diferentes de la cultura dominante blanco mestiza. La ubicación de las instituciones de educación superior en los grandes centros urbanos del país o en las ciudades intermedias que están alejadas de los núcleos rurales de las comunidades, constituye un obstáculo que impide el acceso igualitario de los jóvenes de estas comunidades a la educación superior. Los costos de transporte, vivienda, manutención y colegiatura exceden las posibilidades de la mayoría de habitantes de estas comunidades. La educación a distancia permite que las diversas culturas que conviven en el país se unan en un proyecto académico común, de esta manera se fomenta la inclusión, la equidad, y la diversidad cultural.

Sumario

1. La Modalidad a distancia de la Universidad Técnica Particular de Loja.
2. Cobertura de los Centros Universitarios de la Universidad Técnica Particular de Loja.
3. Incidencia cultural de los Centros Universitarios de la Universidad Técnica Particular de Loja.
4. El modelo educativo de la Modalidad Abierta y a Distancia de la Universidad Técnica Particular de Loja, un esfuerzo común para el fomento de la diversidad cultural.
5. Los estudios universitarios a distancia y el acceso igualitario a la Educación Superior.


1. La Modalidad a distancia de la Universidad Técnica Particular de Loja.

La Universidad Técnica Particular de Loja surgió el 5 de mayo de 1971, mediante Decreto Nro. 646. Es una Universidad cofinanciada por el Estado ecuatoriano y, de conformidad con la ley, goza de autonomía académica, administrativa, financiera y orgánica. Cinco años después de su fundación, el 2 de septiembre de 1976, mediante resolución del Consejo Gubernativo, se crea la modalidad a distancia. La idea inicial de la creación de la modalidad a distancia fue posibilitar la profesionalización de los maestros primarios y secundarios que ejercían la docencia en todos los rincones del país sin contar con el respectivo título universitario. Esta semilla inicial suscitó, años después, el interés de los funcionarios judiciales y de los miembros de la policía nacional que, por sus condiciones especiales de trabajo, no podían acceder a la educación universitaria tradicional. 
 
Su gradual desarrollo ha permitido que, a lo largo de las últimas décadas, diversos grupos humanos se vayan sumando a esta modalidad de formación superior construyendo una comunidad universitaria que, en este momento, tiene centros en todas las provincias del país y en tres ciudades del exterior.
 
La visión de la Universidad señala explícitamente que debe “acoger, defender y promover en la sociedad, el producto y la reflexión de toda la experiencia humana” (Rubio, 2018: 24). Su misión incluye “una disposición de servicio a la sociedad que suponga un efectivo aporte al desarrollo humanamente sustentable de su entorno, local, nacional y de toda la humanidad con preferencia hacia los sectores menos favorecidos” (Rubio, 2018: 24).  Por sus principios recogidos en el Estatuto Orgánico la Universidad “garantiza a sus miembros la libertad de cátedra y de investigación, salvaguardando los derechos de la persona y de la comunidad dentro de las exigencias de la verdad y del bien común” (Rubio, 2018: 25). Estos antecedentes ya prefiguran la vocación de servicio comunitario de la UTPL. Sin embargo, es en los valores que postula que encontramos la primera guía para la sustentación de esta ponencia. Hablando de los valores que soportan el modelo educativo en su Estatuto se señala que: “La docencia, la investigación, y la vinculación con la sociedad convergen hacia un modelo educativo activo de innovación, que traduce el liderazgo de servicio en realizaciones concretas y de vinculación con el entorno, y que los profesores y estudiantes sean agentes de su desarrollo y del aporte a la sociedad” (Rubio, 2018: 25)
 
Pero es en sus fines que encontramos ya la dirección hacia la inclusión y la interculturalidad que, de acuerdo al Estatuto Orgánico, caracteriza el trabajo de la UTPL. Se señala entre estas metas “Contribuir a la tutela y desarrollo de la dignidad humana y de la herencia cultural mediante la investigación, la enseñanza y los diversos servicios ofrecidos a las comunidades locales, nacionales e internacionales” además de “Producir propuestas y planteamientos para buscar la solución a los problemas del país respondiendo a la expectativas y necesidades de la sociedad (…) y a la diversidad cultural” (Rubio,2018: 26). Finalmente, entre sus objetivos se encuentra uno que manifiesta explícitamente la vocación intercultural de la UTPL: “Propiciar el diálogo entre las culturas nacionales y de éstas con la cultura universal” (Rubio, 2018: 27). Podemos ver que desde los valores que la alientan, a través de sus principios rectores, y por medio de sus fines y objetivos, la Universidad Técnica Particular de Loja abraza la diversidad cultural que caracteriza al Ecuador.
 
Se evidencia, además, que se trata de una Institución de Educación Superior que tiene presencia efectiva en todas las provincias del país. Esta presencia no es meramente simbólica sino con infraestructura educativa propia y con la participación directa de la comunidad en la gestión de los centros universitarios. Se trata, por tanto, de un hecho inédito en la historia de la educación superior en el Ecuador. La universidad hasta 1976, no podía llegar a los lugares del país que están alejados de los grandes polos de desarrollo y, por tanto, para las personas que viven en pueblos y ciudades alejados de las casas de estudio resultaba un esfuerzo importante o una directa imposibilidad en poder acceder a los estudios de tercer nivel y alcanzar la titulación correspondiente. 
Una dificultad parecida la enfrentaban, y aún enfrentan, los miembros de las diversas culturas de nuestro país. A las barreras culturales que opone una educación centrada en los paradigmas europeos se suman las barreras físicas que la distancia opone y las barreras económicas que los gastos de colegiatura y manutención imponen a los estudiantes que deben migrar a los grandes centros urbanos para seguir una carrera universitaria. Estas limitaciones se superan con el paradigma de la educación a distancia. Las oportunidades se multiplican y finalmente resulta posible facilitar el acceso a la educación de los ecuatorianos que no pertenecen a la cultura mestiza.
 
Con la educación a distancia, además, se enriquece la comunidad universitaria con el aporte de personas que tienen diferentes experiencias, diferentes visiones, diferentes modos de enfrentar los retos que la vida diaria plantea, en resumen, con personas que tienen diferentes culturas. De esta forma la realidad intercultural de nuestro país se fusiona y se multiplica con la universidad. 
Después de casi dos siglos de vida republicana el carácter intercultural del Estado ecuatoriano ha sido finalmente reconocido. Las constituciones decimonónicas ignoraban deliberadamente la existencia de otras culturas en el país y privilegiaban sus enfoques a la cultura urbana y mestiza de las ciudades principales.  Nuestros pueblos originarios no existían en la formalidad legal y, por tanto, tampoco disfrutaban de la protección jurídica de las autoridades estatales. Las constituciones recientes y sobre todo la última han reconocido el esencial carácter intercultural del Ecuador que constituye una de sus mayores riquezas. Corresponde, en consonancia, que las instituciones de educación superior abracen esta realidad.

2. Cobertura de los Centros Universitarios de la Universidad Técnica Particular de Loja.

La UTPL, como se ha dicho, cuenta con centros universitarios en todas las provincias del país, sin embargo, sería un error asumir que estos centros universitarios se ubican esencialmente en las capitales de provincia o en las ciudades principales. Al contrario, los centros llegan a poblaciones de diverso tipo según se hacen evidentes los requerimientos y el interés de sus habitantes. Además de los centros universitarios se encuentran las oficinas de información y gestión. Existen, en primer lugar, centros regionales, que se ubican en Quito y Guayaquil, son los centros que tienen capacidad administrativa y pedagógica para atender las necesidades de estos grandes centros urbanos. Luego se encuentran los centros provinciales que tienen su sede en cada una de las capitales de las provincias del país y que tienen infraestructura física y tecnológica y dotación de personal suficientes para cubrir los retos de la educación superior a distancia en sus respectivos lugares. En las cabeceras cantonales y en otras poblaciones medianas se encuentran, en cambio, los centros asociados a cuyas labores educativas se agrega la obligación de promover la cultura de sus lugares de asiento. A toda esta red de centros universitarios en el país se agregan tres centros universitarios en el exterior que prestan servicio a nuestros migrantes. La normativa universitaria (contenida en la LOES y en el reglamento que norma la educación a distancia) denomina a estos entes como centros de apoyo.
 
Se trata entonces de una red de servicios universitarios que abarca toda la geografía nacional y que, por tanto, constituye un instrumento muy importante para promoción de la diversidad cultural y el consiguiente encuentro entre las muchas culturas que otorgan sentido a la vida nacional.
 

3. Incidencia cultural de los centros universitarios de la Universidad Técnica Particular de Loja.

Los centros universitarios, como se ha dicho, tienen entre sus misiones el colaborar en el desarrollo de las culturas locales. Para este efecto cuentan con la ventaja de su pertenencia e implicación con el lugar. En efecto, los coordinadores de los centros universitarios asociados son personas que, por haber nacido, o por haber vivido muchos años en la población, son parte de la cultura local y, por tanto, con pleno derecho participan en las actividades de fomento cultural y de reconocimiento de la diversidad. A lo largo de las últimas décadas los centros universitarios de la UTPL se han convertido en protagonistas importantes de la promoción cultural, no sólo a través de la actividad educativa sino, además, de la promoción de las actividades diversas que buscan el impulso de las culturas locales.
 
La UTPL, por consiguiente, y con la suma de los esfuerzos de todos los centros universitarios, resulta ser el núcleo en el cual las muchas culturas ecuatorianas pueden encontrar los estímulos, materiales y espirituales, necesarios para su desarrollo. La existencia de infraestructura física y tecnológica en todo el país, su conexión directa con los otros centros y con los docentes universitarios constituye un catalizador de gran relevancia que, a no dudarlo, fomenta las expresiones culturales propias de cada pueblo.
 
La red nacional de centros universitarios, además, acerca a los pueblos y nacionalidades a las ventajas tecnológicas que permiten el contacto entre culturas diversas y, a través de este contacto, la difusión de las expresiones culturales que son propias de cada una de ellas.
 

4. El modelo educativo de la Modalidad Abierta y a Distancia de la Universidad Técnica Particular de Loja, un esfuerzo común para el fomento de la diversidad cultural.

Arribamos ahora al núcleo de esta ponencia. En este apartado argumentaremos las razones por las cuales el modelo educativo de la Modalidad Abierta y a Distancia de la Universidad Técnica Particular de Loja constituye un elemento de relevancia tanto para la inclusión como para el fomento de la diversidad cultural. Convendrá, en primer lugar, señalar que el modelo educativo que la UTPL propone incluye la misión y visión universitarias, así como los valores, principios, fines y objetivos de los cuales habíamos hablado al principio de esta ponencia. En segundo lugar, se trata de un modelo que está centrado en la ecuatorianidad desde que tiene en cuenta “el conocimiento de los hombres y mujeres ecuatorianos (as), de su contexto socio económico y laboral, de sus circunstancias y exigencias culturales” (Rubio, 2018: 58). Esta característica de centrarse en la esencia de nuestro país constituye una de las fortalezas del modelo en cuanto se refiere a la celebración y la promoción de la diversidad cultural. 
 
Otra característica que merece destacarse es el hecho de que este modelo educativo tienen como su centro al estudiante que es el protagonista del proceso educativo con la colaboración del equipo docente y de tutoría, de los recursos didácticos y de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación que, también, tienen un papel principal en este proceso. El propio “Reglamento para Carreras y Programas Académicos en Modalidades en Línea, a Distancia y Semipresencial o de Convergencia de Medios” señala que una de las obligaciones del estudiante es participar activamente en el proceso de aprendizaje. 
 
Por supuesto el estudiante no está solo, a su lado se encuentra un equipo docente que está liderado por un profesor autor y secundado por varios profesores tutores. Apoyan esta labor docente y tutorial los coordinadores de los centros universitarios que están cerca de los estudiantes y, a su vez, sirven de soporte a todo el proceso los expertos en tecnología universitaria y los expertos en informática.
 
Se trata, como se ve, de una estructura coordinada de enseñanza-aprendizaje cuyo protagonista principal es el estudiante. Además, para lograr el necesario éxito académico el estudiante cuenta con herramientas informáticas entre las cuales se destaca el Material Bibliográfico Electrónico (MBE) este material bibliográfico se encuentra soportado en un dispositivo electrónico portátil tipo “tablet” que cada estudiante recibe al iniciar sus estudios. De esta manera todos los estudiantes de la Modalidad a Distancia se encuentran con posibilidades de conexión directa al mundo de la ciencia y la cultura. También los estudiantes participan e interactúan a través del Entorno Virtual de Aprendizaje que constituye el lugar de encuentro de la comunidad universitaria. Es en este entorno en donde se desarrolla el aprendizaje colaborativo y en donde se establecen afianzan las relaciones humanas de los estudiantes que se encuentran en distintos lugares del país. Este contacto permanente contribuye a la plena circulación de las diversas visiones culturales y por tanto al encuentro intercultural.
 
De las características que se han enunciado del modelo educativo se hace evidente que propicia la creación de una amplia comunidad universitaria cuyos nexos no se encuentran limitados por las distancias geográficas. Esta comunidad universitaria es plural e intercultural, acoge en su seno a personas de todos los estratos sociales y de todas las culturas del país. Da preferencia, como se ha visto en el primer acápite, a quienes se encuentran en situaciones de desventaja para acceder la educación superior, sea por condiciones socio económicas desfavorables o sea por las barreras geográficas que impiden, a muchos de los miembros de nuestros pueblos, nacionalidades y culturas, el acceso a la universidad. De modo que la Universidad Técnica Particular de Loja es la primera institución que ha establecido una plataforma nacional de centros universitarios y de conexión virtual que permite el encuentro entre estudiantes de diversas regiones fomentando, de esta manera el encuentro cultural y la inclusión.
 
A todo esto, cabría añadir el concepto tradicional de “comunidad universitaria”, es decir la comunidad de estudiantes y profesores, la misma idea que dio origen a la “universitas scholarium et profesorum” de las primeras universidades medievales. En definitiva, el modelo educativo de la Modalidad a Distancia de la UTPL busca construir esta comunidad que, dadas las características que se han explicado, resulta ser una comunidad diversa e intercultural que facilita la inclusión de grupos tradicionalmente marginados de la educación superior como veremos en el siguiente apartado.
 
5. Los estudios universitarios a distancia y el acceso igualitario a la Educación Superior
 
Se han explicado ya los elementos que constituyen el modelo educativo de la modalidad a distancia y que, en parte, revelan la esencia de esta forma de estudios. Ahora se revisarán los aspectos que tienen que ver con la inclusión de los sectores de atención prioritaria.
 
La universidad ecuatoriana cuenta al momento con un importante grupo de universidades públicas, privadas y cofinanciadas que ofertan una considerable cantidad de plazas en diferentes carreras. Sin embargo, se ha hecho evidente en los últimos años que resulta muy difícil proporcionar las posibilidades de educación superior que los egresados de los colegios secundarios requieren, aun cuando quienes buscan ingresar a la universidad no son todos los estudiantes que han concluido el bachillerato.
 
Diversos informes han señalado que, pese a que ha aumentado el acceso a la educación superior de los sectores más pobres de la sociedad, así como de los miembros de las comunidades indígenas, montubias o afro ecuatorianas, aún existe una importante brecha con los sectores urbanos mestizos.
 
La modalidad a distancia ayuda efectivamente a la inclusión en la educación superior de los grupos humanos que tradicionalmente han estado marginados del ingreso a la universidad. Como ya se ha dicho la educación a distancia vence las barreras geográficas, pero faltaría por decir que también supera los obstáculos laborales que, en muchas ocasiones, impiden el estudio de los trabajadores. Además, las personas que tienen como medio de vida la agricultura u otra actividad tradicional no están obligadas a abandonar sus lugares de origen y correr el riesgo de olvidar sus culturas originarias. En este sentido a través de la modalidad a distancia se preserva la esencia de nuestras culturas originarias.
 
La Universidad Técnica Particular de Loja, además, provee un sistema de becas específicas, para los sectores económicamente desfavorecidos, para las etnias indígenas, y para las personas con discapacidad.
 

Carlos García Torres

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS: